Sentir conscientemente: vulnerabilidad

emociones

Gran parte de nuestra lucha con lo que sentimos se da en evitar y negar el sufrimiento que tenemos. Hay algo que nos afecta y nos duele, pero a veces el camino que nos lleva trascender este dolor será tan largo como el tiempo que nos lleve aceptarlo.

El primer paso para poder sentir conscientemente es ser honestos con nosotros mismos y aceptar que lo que ocurre a nuestro alrededor, lo que hacen o dicen las personas nos afecta de una manera u otra y que no lo elegimos, porque siendo sinceros, todos siempre escogeríamos la alegría a la tristeza. Todos tenemos emociones y sentimientos y a veces reaccionamos de maneras que no nos gustan. Pero negar como nos sentimos, solamente le añade más presión al dolor que estamos viviendo y ni siquiera nos permite llegar a ver las emociones que tenemos.

Para poder poner consciencia en nuestras emociones o sentimientos, primero tenemos que aceptar vernos tal como somos, dejando de lado los juicios. Y esta honestidad no tiene porqué ser con nadie más, es solo con nosotros mismos, somos nosotros quienes tenemos que aceptar vernos. 

No seamos duros con nosotros mismos, estamos aprendiendo y hacemos lo mejor que podemos siempre. Darnos el tiempo de sentir nuestras emociones nos permitirá aprender de ellas mediante el entendimiento que se da cuando decidimos prestarles atención.