Respiración Consciente

Una practica sencilla que nos permite volver a conectar con nosotros a través de la respiración

Poner atención en nuestra respiración nos devuelve a nosotros, al momento que estamos viviendo. Por lo general, nuestra atención se encuentra en lo que ocurre fuera de nosotros, las situaciones, personas, historias pasadas o preocupaciones por el futuro, y nos olvidamos de nosotros.

Esta práctica nos ayuda a unificar nuestra mente con nuestro cuerpo simplemente al enfocarnos en nuestra respiración de manera consciente y en prestar atención a cómo se siente el aire en nuestro cuerpo.

La práctica

Antes de empezar

– Si bien esta es una práctica que se puede realizar mientras haces cualquier otra actividad, es recomendable tomarse unos minutos al día para hacerla.  Para esto, puedes sentarte en un asiento cómodo con los ojos cerrados para que sea más fácil concentrarse.

tiempo

5 minutos al día es lo ideal para comenzar. Este tiempo puede ir aumentando a medida que vas practicando y sientas que puedes permanecer más tiempo en la meditación.

Puedes poner una alarma para despreocuparte del reloj.

Cómo practicar

Tomando una postura cómoda, con los ojos cerrados, nos enfocamos en nuestra respiración, en el aire que entra y sale por nuestra nariz y simplemente tratamos de ver cómo se siente el aire cuando inspiramos y espiramos. 

En nuestra mente, podemos empezar a repetir: Estoy respirando y sé que estoy respirando y sentimos, sin tratar de controlar el aire, solamente sintiendo como está naturalmente.

 

Considerar durante la práctica

– Es probable que nuestra mente empiece a ponerse inquieta, es lo normal. Cuando nos demos cuenta, solamente volvemos a conectar con nuestra respiración.

– Permite que la respiración fluya naturalmente. Si estás preocupado o tu respiración se siente agitada al comenzar el ejercicio es probable que luego de unos minutos se comience a calmar de forma natural. Solo mantente prestándole atención y enfocándote en cómo se siente el aire en tu nariz y tu cuerpo cada vez que inspiras y espiras.