Malas

JapaMala

o rosario budista

Una de las formas más comunes de meditar con un mantra es a través del uso de un Mala o JapaMala.

 

Un mala, es un collar, que dependiendo de la religión y tradición puede tener 108 ó 109 esferas. Los malas budistas tienen 108  y los hinduistas 109, porque se incluye una esfera adicional,  conocida como del Gurú, y que no se considera al recitar los mantras, por lo que independiente de si el mala tiene 108 ó 109, siempre se repetirá solo 108 veces.

Algunos malas incluyen marcadores, esferas de otro color e incluso tamaño que nos sirven para llevar la cuenta de lo que hemos avanzado.

Hay malas de distinto tamaño, desde esferas muy pequeñas hasta otras muy grandes,  una muy pequeña puede ser incómoda para ir contando y lo mismo ocurre con una muy grande. Elige una que sea cómoda para ti, y antes de comprarla puedes probarla para ver qué tal.

 

material

Un mala puede estar hecho de distintos materiales y tiene una pequeña influencia a la hora de utilizarlo al igual que lo podría ser el color.

Semillas

Nos ayuda a plantar, a sembrar nuestras meditaciones y lo que pongamos ahí.

Piedra

Nos ayuda a encarnar la meditación o lo que estemos trabajando. Nos ayuda también a trascender menos cuando meditamos.

Madera

Nos ayuda en el proceso de crecimiento, cuando ya hemos practicado y estamos avanzando en nuestro camino.

¿quieres uno?

Si queremos adquirir un mala, lo podemos encontrar en tiendas donde vendan productos relacionados, quizás donde encuentren incienso, accesorios para el yoga - y cosas así bien hippies 😉

 

Es común que encontremos varios collares que parecen un mala, pero que en realidad son decorativos, por lo que es importante que primero contemos que tienen las 108 esferas y no menos.

Los precios pueden variar bastantes, hay desde económicos hasta para quienes les gusta invertir en sus accesorios, e incluso si te gustan las manualidades,  hay tutoriales en YouTube que te enseñan cómo hacer un mala (o japa mala) o si no, puedes buscar en tu Pinterest más cercano 😉

*Elige un mala que te guste usar, pero que sea cómodo para empezar y que no te distraiga durante la meditación. Al principio, es bueno ser práctico =)

mala
japamala

un amuleto

Cada vez que recitamos un mantra utilizando un mala, la energía de ese mantra se queda en el mala. Entonces el mala se convierte en nuestro amuleto y por eso lo cuidamos y utilizamos en determinadas ocasiones. 

Para empezar puedes tener uno solo y luego otro de reemplazo, ya que es normal que con el tiempo se rompan.